Frutas y Verduras Terrados | Frutos secos
874
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-874,page-child,parent-pageid-11,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,wpb-js-composer js-comp-ver-3.6.12,vc_responsive
title

Frutos secos

castanas

Calendario castañas

calendario castanas

Origen

España, Unión Europea
tablas nutricionales_castana

Descripción

La castaña, perteneciente a la familia de las Fagáceas, fruto acorazonado de morfología elíptica, con uno de los dos lados globoso y el otro más plano. La cáscara es de color marrón más o menos mate, según características de la variedad.

Las castañas se pueden encontrar en el mercado desde principios de otoño hasta finales de invierno, siendo estos meses la mejor época de consumo.

Consumo

Históricamente las castañas se consumían asadas, secas o en forma de harina, y constituían la base de la alimentación en toda Europa hasta la llegada de la patata y el maíz en el siglo XVI, perdiendo desde entonces protagonismo. Actualmente las castañas se comen, en su mayoría, asadas o cocidas (con un pequeño corte en la piel para evitar que estallen), ya que crudas resultan duras, ásperas y son incómodas de pelar.

Conservación

Para conservarlas en casa, se aconseja guardarlas en un lugar fresco y seco. No es recomendable almacenarlas dentro de bolsas de plástico ya que pueden enmohecerse. Adminten congelación, y tanto crudas como asadas se conservan en el congelador durante unos seis meses.
nueces

Calendario nueces

calendario nueces

Origen

España, Unión Europea
tablas nutricionales_nuez

Descripción

La nuez, semilla del nogal perteneciente a la familia de las Juglandáceas, se caracteriza por su cascara formada por dos cascos que forman el endocarpio, generalmente de color marrón claro, y en cuyo interior alberga la semilla que puede dividirse en dos mitades en forma de mariposas. La semilla está cubierta por un tegumento o piel que puede presentar distintas tonalidades, desde claras a oscuras.

Podemos encontrarlas en el mercado tanto con cáscara como peladas durante todo el año, si bien el invierno es la mejor época de consumo.

Consumo

Las nueces en la cocina ofrecen muchas posibilidades, tanto crudas como cocinadas, pudiendo formar parte de muchos platos o postres, así como también en preparaciones de repostería o pastelería.

Conservación

Es recomendable conservar las nueces enteras, y una vez peladas deben conservarse en un recipiente bien cerrado y unas condiciones adecuadas. Debido a su riqueza en ácidos grasos insaturados se enrancian con mayor rapidez que otros frutos secos oleaginosos.